¿Qué son las DEA?

Como hablamos la semana pasada, existen problemas y dificultades en la lecto-escritura, como puede ser el caso de la dislexia. Siguiendo esa línea de Dificultades de Aprendizaje, vamos a tratar las Dificultades Específicas del Aprendizaje (DEA) DEA1

Los factores que pueden afectar al desarrollo de las DEA pueden deberse a factores genéticos; ambientales; sociales; afectivos; perceptivos (sensorial, dimensión visual/auditivo), hipersensibilidad, hipo sensibilidad); alimenticios (tipo de alimentación, alimentación deficitaria…); proceso de atención; memoria (largo plazo, corto plazo, sensorial); problemas motores o psicomotricidad (fina y gruesa); orientación (espacial o temporal); lenguaje oral (expresivo/comprensivo) o atención (visual/auditiva).

Las DEA tienen un papel de disfuncionalidad en el Sistema Nervioso Central debido a la discrepancia entre la potencialidad de aprendizaje y ejecución, un retraso académico no justificado o la adaptación a los métodos institucionales. Las personas que sufren este trastorno manifiestan problemas en el ámbito lingüístico y defectos en el procesamiento de los principales factores cognitivos implicados en los procesos como comprensión o composición. Todo esto puede contaminar, de manera principal a la lectura, escritura y a las matemáticas (LEM) y secundariamente a las ciencias sociales, ciencias experimentales…

En relación con las DEA encontramos las dificultades pertinentes en la Lectura, la Escritura y las matemáticas. Las dificultades específicas del aprendizaje (DEA) en la Lectura, Escritura y Matemáticas (LEM)  pueden presentar los mismos errores que los alumnos con dislexia. Se puede deber a un retraso cognitivo, a un déficit sensorial/visual/auditivo, al absentismo escolar o a una patología emocional como puede ser la esquizofrenia, entre otros motivos.

“Entre el 10 y el 15% de la población escolar padece algún tipo de trastorno del aprendizaje.”

Los alumnos con Dificultades Específicas del Aprendizaje se caracterizan por varias dificultades, a continuación vamos a mencionar unas de las más significativas: en primer lugar, una dificultad de adaptación al sistema educativo; dificultad  en la resolución de problemas o tareas académicas; deficiencias en estrategias de aprendizaje; un retraso leve en la resolución de problemas o tareas académicas; un bajo rendimiento en el lenguaje, lectura, escrutura y matemáticas (LEM). Además podemos observar problemas en los procesos psicológicos como pueden ser la atención, memoria, percepción lingüístucis, razonamiento, cognición social y metacognición. Estos problemas los podemos ver reflejados en la autoestima, autoconcepto, en la interacción social en la motivación o en las expectativas del éxito.

DEA3Las dificultades y trastornos más comunes del Aprendizaje son la dislexia (escritura, memoria, percepción, secuenciación, automatización, ortografía…), discalculia (Aprendizaje de las matemáticas), TANV: trastorno de aprendizaje no verbal (coordinación motriz, integración visoespacial, habilidades psicosociales, aprendizaje escolar…), disgrafía (calidad de la escritura, trazo y/o grafía), disortografía (expresión escrita) y TEL:  trastornos de lenguaje o disfasia (función lingüística, comprensión y expresión oral y escrita)

Podemos detectar las Dificultades Específicas del Aprendizaje en el propio comportamiento del alumno observándolo en la dificultad para entender y seguir las tareas, falta de coordinación, facilidad para perder el material o mostrar una irritación o excitación con facilidad.

Los trastornos del aprendizaje se pueden superar si son diagnosticados y tratados de manera adecuada. De esta manera el niño/a podrá continuar su trayectoria escolar con un rendimiento adecuado, librándose de sucesivos fracasos y de las consecuencias que puedan tener para su autoestima, salud emocional y bienestar general.

Herramientas para evaluar la lectoescritura como: el TALE (Test de Análisis de Lectura y Escritura) definido como “una prueba destinada a determinar los niveles generales y las características específicas de la lectura y escritura de cualquier niño en un momento dado del proceso de adquisición de tales conductas” ayuda a detectar problemas a niños de entre 6 y 10 años; la EMLE (Escala de Magallanes para lectura y escritura) test pensado para los alumnos/as de Educación Primaria y Secundaria. La EMLE es un instrumento de alta fiabilidad y validez para identificar específicamente el nivel de adquisición de las habilidades necesarias para una Lectura y Escritura eficaces.

Para evaluar la memoria y el aprendizaje encontramos el Test de Memoria y Aprendizaje (TOMAL) es una herramienta estandarizada para niños entre 5 y 19 años, este test ofrece cuatro índices principales de memoria: verbal, no verbal, compuesto y recuerdo demorado. También encontramos la Prueba de Memoria Auditiva y Visual de Dígitos (VADS) esta prueba puede ser administrada a niños entre 5 y medio y 12 años. Esta prueba afirma que un buen rendimiento en Memoria de Dígitos supone una buena capacidad de concentración.

Como hemos podido observar a lo largo de la entrada, las DEA no se deben a un sólo factor, sino que puede haber varias variables que den lugar a estas dificultades.

Espero que os haya gustado y os haya servido de ayuda para resolver algunas pequeñas dudas. ¡Hasta la próxima!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s