Diferencias entre psicología y pedagogía

¡Bienvenidos otro viernes más! Espero que el post de la semana pasada os resolviesen las dudas que me preguntasteis.

Hoy vengo a contaros la diferencia entre la psicología y la pedagogía. Coloquialmente, la gente suele definir la pedagogía como la “psicología para niños”, y aunque en la carrera se centren en el ámbito escolar, no sólo es eso. Obviamente, sino no existiría la pedagogía. Y no estaríamos aquí, una pena, ¿verdad?

Para empezar, vamos a definir nuestro primer y más importante concepto: la pedagogía. La pedagogía es el conjunto de los saberes que están orientados hacia la educación, entendida como un fenómeno que pertenece intrínsecamente a la especie humana y que se desarrolla de manera social. La pedagogía, por lo tanto, es una ciencia aplicada con características psicosociales que tiene la educación como principal interés de estudio.

En cambio, la Psicología es la ciencia que estudia los procesos mentales, las sensaciones, las percepciones y el comportamiento del ser humano, en relación con el medio ambiente físico y social que lo rodea.

En conclusión, mientras la pedagogía se centra en un ambiente escolar y académico y haciendo referencia a todo lo que ocurre en este espacio; la psicología es más amplia y entra en relación con la sociedad, con un todo.

Espero que os haya gustado. ¡Nos vemos la próxima semana!

 psicologia y pedagogía

2 comentarios en “Diferencias entre psicología y pedagogía

  1. María Jesús Olleros Izard dijo:

    Creo que es muy necesaria la figura del pedagogo y de la pedagoga hoy en día en todo centro escolar que relacione las distintas etapas de evolución psicológica con el rendimiento escolar.
    Psicólogos y pedagogos trabajando para que los alumnos se desarrollen adecuadamente.

    Le gusta a 1 persona

  2. Belén dijo:

    Considero que es muy importante conocer las diferencias existentes entre la psicología y la pedagogía al igual que creo que también es necesario saber cómo, cuándo y por qué se relacionan. La psicología, definida de manera general, trata de dar explicación a los procesos internos (pensamiento, emoción, sentimiento) que determinan nuestras conductas. Por lo tanto es necesario partir de los conocimientos adquiridos a través de la psicología sobre la conducta humana para poder utilizarlos como un elemento científico que nos ayude a comprender el proceso educativo.
    La interacción de estas dos ciencias humanas puede ser muy enriquecedora, sobre todo para el ámbito educativo (equipos multidisciplinares de orientación educativa, por ejemplo)
    Es un post muy interesante que invita a la reflexión y a la aclaración de conceptos.
    ¡Gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s